Designed by yanalya / Freepik

Esta semana se ha publicado el Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler. Este RDL contiene importantes reformas sobre los arrendamientos de vivienda.

¿Por qué es importante consultar con un especialista antes de firmar un contrato de arrendamiento?

Hoy en día podemos encontrar de todo por internet. Son muchas las páginas que ponen a nuestro alcance modelos de contratos de arrendamiento.

¿Qué ocurre con dichos modelos gratuitos?

Esos modelos nos pueden servir de guía para elaborar nuestro propio contrato de arrendamiento, pero nunca deben sustuir la opinión, consejo o asesoramiento de un experto.

Es muy conocido el refrán de «Quien hizo la ley, hizo la trampa». Pues la gran mayoría de esos modelos puede que conozcan la trampa. El problema es que, en ocasiones, la trampa no pensaba en el uso que se le acaba dando.

Tengo una dilatada experiencia en materia de desahucios. En muchas ocasiones los problemas aparecen por esos contratos formulario de internet. Ya conocéis mi opinión al respecto.

Vamos a entrar en materia, el Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, entraba en vigor al dia siguiente a su publicación. Es decir, desde el día 6 de marzo, todos los contratos de arrendamiento que firmen, quedan sujetos a las disposiciones de dicho RDL.

Novedades destacables en el Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler.

La autonomía de la voluntad se mantiene. Lo primero a tener en cuenta es lo que se haya pactado en el contrato de forma expresa.

En cuanto a la duración del contrato, se distingue entre arrendador persona física o persona jurídica. Si estamos ante un contrato cuyo arrendador es una persona física, las prórrogas obligatorias anuales se mantienen hasta el quinto año. Si es persona jurídica hasta el séptimo.

Me parece que esa es la diferencia más destacable.

Las prórrogas obligatorias, transcurridos esos 5 o 7 años a los que me acabo de referir, se pueden evitar cumpliendo un preaviso de 4 meses el arrendador, o 2 meses el arrendatario.

Esta prórroga se produce anualmente, hasta un máximo de 3 años más. Salvo que el arrendatario preavise con un mes de antelación al final de cualquiera de esos 3 años, su voluntad de no renovarlo.

Actualización de la renta, si no se dice nada en el contrato, no se puede actualizar, ni tan siquiera por la variación del IPC.

Se mantiene la fianza de un mes para el arrendamiento de vivienda y dos para el de local de negocio o uso distinto a vivienda. La fianza se actualiza como la renta, si no se dice nada expresamente.

También se regula qué ocurre en caso de que se resuelva el derecho del arrendador: por un retracto, una ejecución hipotecaria, etc. Y la subrogación de los derechos y obligaciones del arrendador.

Algo importante es reflejar en el contrato que la vivienda puede enajenarse sin derecho alguno por el arrendatario. En ese caso el que adquiere únicamente tiene que «aguantar» el arrendamiento por el plazo obligatorio restante (5 años si arrendó una persona física y 7 si era jurídica).

Ventajas o inconvenientes de la reforma

La verdad es que como todas las reformas, esta en concreto tiene aspectos positivos y negativos. Según desde la perspectiva desde la que lo miremos.

Esta reforma también realizaba modificaciones en el procedimiento de desahucio regulado por la Ley de Enjuiciamiento Civil y en la Ley de Propiedad Horizontal, que comentaré en otra próxima entrada.

Y volviendo al principio, si tienes que poner una vivienda en alquiler o si quieres arrendar una vivienda, el mejor consejo es contar con el asesoramiento de un especialista. Siempre es mejor prevenir que lamentar. Para cualquier cuestión que pueda ser de vuestro interés, os facilito mi teléfono de contacto: 671 291 118. No dudéis en contactar!

 

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *