Designed by jcomp / Freepik

Frente al miedo que pueda provocar otorgar testamento, son numerosas las ventajas que ofrece esta herramienta para todos los que nos rodean. Se trata de un trámite muy útil y sencillo que facilita las cosas a todos nuestros seres queridos.

Cada vez es más la gente joven que consulta sobre estos temas, para estudiar todas las posibles opciones y alternativas existentes.

Voy a intentar dar unas pinceladas muy generales sobre el tema, para sentar unas bases iniciales, pasando a profundizar en determinadas cuestiones más adelante.

 

¿Qué es un testamento?

Básicamente, un testamento es una declaración de voluntad de una persona, que establece qué quiere que ocurra con sus bienes tras su fallecimiento.

 

¿Qué tipos de testamento existen?

Existen varios tipos de testamentos, según cómo y ante quien se otorguen.

Todos ellos vienen regulados en el Código Civil, artículos 676 y siguientes.

La principal distinción refiere testamento común o especial.

Dentro del testamento común, nos encontramos el testamento ológrafo, abierto o cerrado.

Por su parte, son testamentos especiales, el militar, el marítimo y el hecho en país extranjero.

Cada tipo de testamento tiene unos requisitos para su otorgamiento, sobre los que no me voy a detener en este momento, pero, en caso de ser de su interés, no dude en ponerse en contacto conmigo.

¿Por qué es útil otorgar testamento?

Cuando alguien fallece, da comienzo a una serie de trámites que son sensiblemente más sencillos si se ha otorgado previamente testamento.

En primer lugar, pasados 15 días desde la fecha de fallecimiento, deben solicitarse unos certificados que nos dejan ver la situación a la que nos enfrentamos:

  • Certificado de Actos de Última Voluntad: deja constancia sobre si la persona fallecida (causante) había otorgado testamento, así como la fecha del último testamento.

Es importante resaltar que el testamento válido, en caso de existir más de uno, será siempre el último.

Este certificado puede solicitarse en persona, por correo o telemáticamente.

 

  • Certificado de Contratos de Seguro de Cobertura de Fallecimiento: es la forma para conocer si el causante disponía de algún seguro vigente a fecha de fallecimiento.

También puede solicitarse en persona, por correo o telemáticamente, previo pago de una tasa.

 

El hecho de contar con testamento tras el fallecimiento, facilita mucho los trámites. Nos ahorramos la necesaria declaración de herederos para la sucesión ab intestato / sin testamento.

Y además, su otorgamiento nos permite decidir quién va a ser nuestro/s sucesor/es. Siempre respetando el límite que nos viene impuesto bajo la denominación de legítima. Trataré estos límites en otra entrada.

 

¿Qué coste tiene el testamento?

Todo depende del tipo de testamento que vayamos a otorgar, pero no es un trámite muy costoso y, en ocasiones, puede ser incluso gratuito.

 

Volveré a incidir sobre estas cuestiones en próximas entradas, por el momento, para ampliar la información y recibir un buen asesoramiento sobre qué hacer y qué es lo que más le conviene, no dude en ponerse en contacto conmigo, bien en mis instalaciones, o bien, por teléfono: 671 291 118, o email: info@cpolancogil.com

 

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *