¿QUÉ HE FIRMADO?

Muchas veces no nos damos cuenta y firmamos algunos documentos que pasados unos años nos hacen llevarnos las manos a la cabeza.

 

El mejor consejo que podemos dar en los tiempos que corren es leer atentamente todo lo que nos solicitan que firmemos. Y nos referimos, no sólo en relación a las entidades bancarias, que ahora están en boca de todos tras los escándalos de las participaciones preferentes, obligaciones subordinadas, swaps, cláusulas suelo, etc., sino en cualquier otro ámbito, contratos de seguro, consultas médicas, etc.Continue reading